La Tecnología Maliciosa que busca controlarnos 2022

Los robots malvados, los rayos de la muerte y los monstruos modificados genéticamente son solo algunos ejemplos de cómo la tecnología maliciosa busca controlarnos. Es un elemento básico del género y una de las formas en que consideramos psíquicamente nuestra relación con la tecnología, a través del entretenimiento.

En la vida real, sin embargo, se supone que la tecnología nos hace la vida más fácil.

A veces, ya sea por un problema con la tecnología en sí, una intención maliciosa o un error del usuario, nuestra tecnología se vuelve absolutamente loca y hace cosas que nunca esperábamos que hiciera. Puede que la tecnología en realidad no sea mala en el sentido más estricto, pero de vez en cuando actúa como tal. Descubre, acontecimientos de tecnología maliciosa.

Tecnología maliciosa: Alexa le dice a un niño que se electrocute

Tecnología Maliciosa

La pandemia nos ha hecho pasar más tiempo en casa de lo habitual y algunos de nosotros tenemos niños para entretener. A veces, eso significa que terminas raspando el fondo del barril del juego y comienzas a pedirle ayuda a tu asistente virtual.

En diciembre de 2021, una madre estaba en casa con su hija de diez años cuando comenzaron a pedirle a Alexa desafíos que pudieran completar para pasar el tiempo. ¿Les dijo Alexa que se pararan de cabeza o recitaran el alfabeto al revés? No.

En cambio, sugirió que conectaran un cargador a la mitad de un tomacorriente y tocaran con un centavo las puntas expuestas (según The Gamer). Afortunadamente, la madre intervino y el niño fue lo suficientemente inteligente como para no prestar atención al dudoso consejo de Alexa. Un increíble caso de tecnología maliciosa.

Tecnología maliciosa: Los robots han matado gente.

Robert Williams era un trabajador de la fábrica de Ford Motor Company que trabajaba junto a un robot automatizado en la planta de producción. El 25 de enero de 1979 se convirtió en la primera víctima mortal en nuestra convivencia con robots.

El trabajo de la máquina automatizada de una tonelada era mover partes de un estante a otras ubicaciones en la fábrica. Según lo explicado por Guinness World Records, Williams notó que el robot corría lentamente y se subió al estante para agarrar algunas partes él mismo. Fue entonces cuando ocurrió el hecho fatal, un ataque de tecnología maliciosa. El brazo robótico golpeó a Williams en la cabeza, lo que provocó su muerte.

Tecnología maliciosa: La automatización conduce a tasas de mortalidad más altas

A medida que aumenta la automatización en el lugar de trabajo, es otro caso de tecnología maliciosa, la muerte o el trauma a manos de los robots no es la única preocupación en lo que respecta a la salud pública.

Un estudio reciente publicado en la revista Demography describe las formas en que la automatización afecta indirectamente las tasas de mortalidad en las comunidades circundantes.

Los investigadores encontraron una correlación entre las tasas de automatización y las llamadas «muertes por desesperación», que incluyen suicidio y sobredosis de drogas. Los adultos de mediana edad, en particular, son los que más sufren cuando la automatización entra en su industria.

Los mecanismos exactos no están del todo claros, pero se cree que la pérdida de ingresos y el acceso a la atención médica, junto con la reducción de las oportunidades de empleo, conducen a mayores tasas de desesperación y, en última instancia, a la muerte.

Si bien los robots no son directamente responsables de estas muertes, son consecuencia del aumento de la tecnología sin una comprensión clara de las consecuencias.

Tecnología maliciosa: El impacto ambiental de las Criptomonedas

La Criptomonedas almacena todas sus transacciones en la cadena de bloques y la minería de Criptomonedas requiere completar cálculos complejos que validan esas transacciones. Todo es un poco más complicado que eso, pero el resultado es que la minería de Criptomonedas como Bitcoin consume mucha potencia informática y electricidad (según Columbia Climate School).

Según una investigación de la Universidad de Cambridge, la agricultura global de Bitcoin utiliza aproximadamente 121,36 teravatios-hora de electricidad por año, más que la nación de Argentina (según BBC) y los costos de energía aumentan, en promedio, año tras año. Sin duda alguna este es otro caso de tecnología maliciosa.

Tecnología maliciosa: El GPS le dice a la mujer que conduzca hacia un lago

Tecnología Maliciosa

El Sistema de Posicionamiento Global (GPS) es un sistema de mapeo complejo y avanzado que utiliza docenas de satélites en órbita geosincrónica para identificar su ubicación en relación con el resto del mundo.

Si alguna vez ha estado en un área desconocida, es posible que le hayan dado direcciones de GPS que simplemente no se sienten bien. Si la visibilidad es buena, puede evaluar la situación y tomar una decisión informada sobre si seguir las instrucciones de su teléfono o hacer otra cosa. Si la visibilidad es mala, es posible que deba arriesgarse. Eso es lo que le sucedió a una mujer en Tobermory, Ontario, en 2016.

Según explicó ABC News, el conductor navegaba por un terreno desconocido, en la niebla, durante una tormenta y siguiendo su GPS. La ruta la condujo por una amplia rampa para botes hasta la Georgian Bay, donde su auto se hundió rápidamente.

Afortunadamente, pudo bajar la ventanilla y salir del auto antes de lesionarse. Aparte de estar fría y mojada, salió ilesa. Su teléfono, por otro lado, se hundió en el fondo de la bahía con el auto. Un castigo apropiado para las malas direcciones, nuevamente ataca la tecnología maliciosa.

Tecnología maliciosa: El avión toma el control del piloto automático

Un avión de pasajeros que transportaba a 303 pasajeros y 12 tripulantes de Singapur a Perth el 7 de octubre de 2008, tomo el control del vuelo, mientras el avión sobrevolaba el Océano Índico el piloto automático se desconectó quedando a manos de tecnología maliciosa, obligando al piloto a tomar el control del avión.

Eso no hubiera sido tan malo si ese hubiera sido el final, pero las cosas estaban a punto de empeorar.

De repente, el avión comenzó a enviar advertencias de que volaban demasiado lento y demasiado rápido, todo al mismo tiempo. Entonces el avión cayó en picado. Las fuerzas G dentro del avión se invirtieron de 1G a 0,8 G negativo, enviando a los pasajeros y la tripulación sin cinturón al techo.

El avión descendió rápidamente cientos de pies antes de que los pilotos finalmente recuperaran el control y realizaran un aterrizaje de emergencia.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *